Políticas y pautas del Centro Budista Triratna Valencia para la protección de adultos en condiciones de vulnerabilidad

Políticas y pautas del Centro Budista Triratna Valencia para la protección de adultos en condiciones de vulnerabilidad2019

El presente documento es para amigos, mitras y miembros de la Orden que participan en las actividades del CBV como empleados, voluntarios, guías, maestros o padres de familia. Establece prácticas y procedimientos que contribuyan a prevenir el maltrato a adultos en condiciones de vulnerabilidad. Asimismo establece un curso de acción a seguir en caso de sospecharse que haya habido algún tipo de abuso. Su finalidad es proteger tanto a los adultos vulnerables que asisten a las actividades del CBV (o empresa Triratna) como a los amigos, mitras y miembros de la Orden que trabajen con ellos.

Quiénes son “adultos en condiciones de vulnerabilidad”

Un adulto vulnerable es una persona de 18 años o más que requiere o puede requerir atención comunitaria debido a una discapacidad mental o de otro tipo o por su edad o por enfermedad y que no puede cuidarse por sí misma o no puede protegerse de daños o explotación de mayor escala.

Un adulto vulnerable puede ser una persona que:

Tiene una discapacidad física o sensorial
Es físicamente frágil o padece una enfermedad crónica Sufre de una enfermedad mental o de demencia
Tiene alguna discapacidad para el aprendizaje
Es anciana y frágil
Abusa de fármacos, drogas o alcohol
Tiene problemas sociales o emocionales
Muestra una conducta desafiante.

El que una persona sea o no vulnerable en estos casos variará según las circunstancias. Cada caso debe evaluarse por sus propios méritos.

Qué es abuso

Abuso o maltrato es el daño que sufre una persona por parte de alguien que se encuentra en una posición de poder, confianza o autoridad con respecto a ella o a quien esa persona puede percibir que se encuentra en una posición de poder, confianza o autoridad con respecto a ella. Por ejemplo, puede ser un amigo, mitra o miembro de la Orden que esté ayudando a dirigir las actividades del Centro Budista o empresa Triratna con respecto a quienes son nuevos en esas actividades. El daño puede ser físico, psicológico o emocional o puede aprovechar la vulnerabilidad de esta persona de maneras más sutiles.

Físico

Tipos de abuso

Ataques corporales que provoquen heridas o lesiones; empleo inadecuado de medicamentos,
Impedir el desarrollo físico, ya sea por malnutrición, deshidratación o falta de salubridad Maltrato médico o sanitario.

Sexual

Violación, incesto o ataques sexuales.
Acoso sexual o actos sexuales los cuales no haya consentido el adulto vulnerable o que no podría consentirlos o que haya sido presionado para consentirlos.
El abuso sexual puede incluir exposición a material pornográfico o ser forzado a ver actos sexuales. También acoso sexual, haya o no contacto físico.

Psicológico o emocional

Amenazas de dañar, controlar, intimidar, coaccionar, acosar, maltrato verbal, aislamiento forzado o exclusión de servicios o redes de apoyo.
Humillación.
Intimidación, gritos o insultos.

Maltrato por negligencia

Ignorar sus necesidades de cuidados médicos o físicos.
Dejar de proporcionar acceso a servicios adecuados para la salud, la atención social. Negar necesidades vitales, como medicamentos, nutrición adecuada y calefacción.

Financiero o material

Robo
Fraude
Explotación
Presionar para hacer testamentos o transacciones financieras, de propiedades o herencias Malversación o apropiación inadecuada de propiedades, posesiones o beneficios

Discriminatorio

Emplear lenguaje racista, sexista o basado en la discapacidad de una persona, género u orientación sexual, etc.

Signos de abuso

Físico

NOTA: El proceso de la vejez puede causar cambios difíciles de distinguir desde algunos aspectos de ataques físicos. Por ejemplo, los moretones pueden ocurrir porque las venas se vuelven frágiles.

Un historial de caídas sin explicación o de lesiones menores.

Moretones en zonas que están bien protegidas o conjuntos de moretones por golpes repetidos.
Marcas de dedos.
Quemaduras extrañas o en lugares inusuales.

Heridas que se encuentran en diferentes estados de sanación.
Heridas que manifiestan la forma de algún objeto.
Heridas en la cabeza, el rostro o el cuero cabelludo.
Historial de visitas de un doctor a otro o de una agencia de cuidados para la salud a otra. Renuencia a buscar ayuda.

Relatos que varían con el tiempo o que no son congruentes con la evidencia física.
Pérdida de peso debida a malnutrición o repentino aumento de peso.
Úlceras, llagas o permanecer con la ropa mojada.
Somnolencia a causa de exceso de medicamentos o falta de medicamentos que ocasionen recurrentes crisis u hospitalizaciones.

Sexual

Revelación parcial o completa (uso de frases como “es un secreto”).
Problemas médicos, como por ejemplo infecciones venereas, embarazo, dificultad para caminar o sentarse.
Conducta alterada, por ejemplo depresión, súbito alejamiento de sus actividades, pérdida de habilidades anteriores, insomnio, pesadillas, heridas autoinfligidas, manifestaciones de miedo o agresión a determinada persona, conducta seductora inapropiada, pérdida de apetito o dificultad para retener el alimento.
Circunstancias inusuales, como encontrar a dos personas en la misma área del baño, una de ellas agitada.

Signos de vulnerabilidad psicológica o emocional

Aislamiento
Apariencia desaliñada, mal olor.
Demasiada meticulosidad.
Vestimenta inadecuada.
Alejamiento, agitación, ansiedad, rechazo al tacto. Cambio de apetito.
Insomnio o gran necesidad de dormir.
Llanto.
Paranoia inexplicable, temores excesivos.
Baja autoestima.
Confusión.

Signos de abandono

Mala condición física.
Ropa en malas condiciones.
Dieta inadecuada.
Heridas o problemas médicos sin atender. Falta de medicación prescrita.
Mala higiene personal.

Signos de vulnerabilidad financiera o material

Incapacidad repentina o inexplicable para pagar sus deudas.
Retiros repentinos o inexplicables de sus cuentas bancarias.
Incongruencia entre sus bienes y una condición de vida satisfactoria.
Nivel de interés inusual por parte de sus familiares y de otras personas con respecto a los bienes financieros de la persona vulnerable.

Signos de discriminación

Muestras de falta de respeto hacia algún individuo.
Servicios por debajo del nivel estándar de calidad ofrecidos a un individuo.
Exclusión de los derechos que se le confieren a los demás. Por ejemplo salud, educación, y justicia legal.

Otros signos de abuso

Relaciones controladoras.
Uso inadecuado de prohibiciones.
Privarse de apoyos sensoriales, como anteojos o auxiliares auditivos. Negarse a recibir visitas o llamadas.
Incapacidad para cuidar su privacidad o su dignidad personal. Carencia de ropa o posesiones personales.

Personas que podrían cometer abusos

Los abusos pueden suceder en cualquier parte y pueden ser cometidos prácticamente por cualquier persona. Por ejemplo:

Miembros de la Orden, mitras o amigos, ya sea que trabajen por un salario o de manera voluntaria.
Padres de familia.
Cuidadores informales, familiares, amigos, vecinos.

Otros usuarios o residentes del Centro Budista o empresa Triratna. Personas extrañas o visitantes del Centro Budista o empresa Triratna.

Reporte de abusos

Debe tratarse con toda seriedad cualquier acusación o sospecha. Ningún abuso es aceptable.
Algunos abusos pueden ser infracciones a la ley y deben reportarse a la policía lo más pronto posible.

La principal responsabilidad del empleado o del voluntario es proteger al adulto en condiciones de vulnerabilidad si sabe que se encuentra en riesgo.
Todo empleado o voluntario tiene el deber de actuar.

Qué hacer si un adulto vulnerable nos reporta que ha sido víctima de abuso

Mantén la calma.
Escucha con paciencia.
Asegúrale que está haciendo lo correcto al informarte.

Aclara lo más pronto posible cuestiones de confidencialidad. Hazle saber que tendrás que informar a Salvaguarda o a la dirección de sus preocupaciones
Explícale lo que vas a hacer.
Redacta de inmediato un acta de hechos que consigne lo que has visto y oído.

• TODAS LAS ACUSACIONES O SOSPECHAS DEBEN SER TRATADAS SERIAMENTE. NO ES ACEPTABLE NINGÚN ABUSO.

• Algunos abusos pueden ser un delito y deben ser reportados a la policía tan pronto como sea posible.

• La responsabilidad principal del empleado o voluntario es proteger al adulto vulnerable si está en riesgo.

• Cada empleado o voluntario tiene el deber de tomar acción. • La necesidad de que otros lo conozcan

• La capacidad de otros (por ejemplo, policía, servicios sociales) para hacer una contribución a la situación.

Cuando un adulto vulnerable exprese su deseo de que no se siga con el asunto, será respetado, siempre que sea posible. Sin embargo, las decisiones sobre si respetar sus deseos deben tener en cuenta el nivel de riesgo para el individuo y para los demás, y su capacidad para entender la decisión en cuestión. En algunas circunstancias, los deseos del adulto vulnerable pueden ser anulados en favor de consideraciones de seguridad.

El consentimiento del adulto vulnerable debe siempre obtenerse excepto cuando:

• El adulto vulnerable carece de la capacidad mental para tomar una decisión y una evaluación de riesgos indica que la derivación sería en su mejor interés

• Otros pueden estar en riesgo

• Se ha cometido un delito

QUÉ HACER SI UN ADULTO VULNERABLE TE DENUNCIA UN ABUSO Lo que tienes que hacer:

  •  Mantén la calma

  • Escucha pacientemente

  • Tranquiliza a la persona diciéndole que está haciendo lo correcto

  • Aclara los problemas de confidencialidad desde el principio. Deja claro que

    tendrás que hablar de sus preocupaciones con los demás.

  • Explica lo que vas a hacer

  • Escribe un relato factual de lo que has visto u oído, inmediatamente

Lo que no tienes que hacer:

- Mostrarte sorprendid@, horrorizad@, disgustad@ o enfadad@

- Presionar a la persona para obtener más detalles

- Hacer comentarios o juicios que no sean de preocupación

- Promesa de guardar secreto

- Enfrentar al abusador

- Riesgos de contaminar las evidencias

QUE HACER A CONTINUACIÓN:

Al decidir si remites el asunto a otros (al director-ra, a la persona responsable de Salvaguarda, a la policía o asuntos sociales) considera lo siguiente:

  • Los deseos del adulto vulnerable y su derecho a la autodeterminación

  • La capacidad mental del adulto vulnerable

  • Indicadores conocidos de abusos

  • Definiciones de abuso

  • Nivel de riesgo para el individuo

  • Nivel de riesgo para los demás

  •  El efecto del abuso en otros

  • Si se ha cometido un delito

  • Si se han violado otras obligaciones legales

  • La necesidad de que otros lo conozcan

  • La capacidad de otros (policía, asuntos sociales) para hacer una contribución a la situación

    Cuando un adulto vulnerable exprese su deseo de que no se siga con el asunto, será respetado, siempre que sea posible. Sin embargo, las decisiones sobre si respetar sus deseos deben tener en cuenta el nivel de riesgo para el individuo y para los demás, y su capacidad para entender la decisión en cuestión. En algunas

circunstancias, los deseos del adulto vulnerable pueden ser anulados en favor de consideraciones de seguridad.

El consentimiento del adulto vulnerable debe siempre obtenerse excepto cuando:

- El adulto vulnerable carece de la capacidad mental para tomar una decisión y una evaluación de riesgos indica que la derivación sería en su mejor interés.

- Otros pueden estar en riesgo- Se ha cometido un delito.

Publicado y revisado por el equipo de Salvaguarda del CBV en Febrero 2019